Ofrendas para un adiós

Este proyecto nace de un trabajo colaborativo entre Fundación Rectángulos de Agua junto a Fundación Aldea, Catalina Mena y Verónica Calderón, para aportar en un gesto colectivo o personal de condolencias a todos(as) quienes, por la epidemia que asola Chile, han sufrido la perdida de un ser querido y a honrar esos(as) difuntos(as) construyendo desde los espacios de confinamiento una corona de dedales de oro, picaflores y mariposas.

Chile está de duelo y estamos huérfanos de rituales de despedida, por eso los(as) invitamos a reconocernos en una comunidad solidaria y a entendernos como una cadena de relaciones que da sentido a vivir en sociedad. Sin ceremonias que hilvanen la vida y la muerte y ofrendas a nuestros muertos no hay cultura. Elaborar una corona en su homenaje es reconstruir el ciclo de la vida en una aureola de dedales de oro que la cierra; pero con picaflores y mariposas que la vuelven a abrir constantemente.

Los(as) muertos(as) no son una estadística, una curva o un frío porcentaje, fueron personas con una biografía y una genealogía a las que podemos comenzar a hacer justicia y memoria con esta corona

Para mas información del proyecto, pincha AQUI

También puedes seguir este proyecto en las redes sociales, AQUI

2020 © Santiago de Chile.

Log In or Sign Up